Los enfoques en cuanto como se deben de liderar los equipos de trabajo son infinitos y son muchos los autores los que han ido aportando estos últimos años diferentes perspectivas y herramientas. Si analizas todos y cada uno de ellos puedes llegar a una conclusión: el café para todos no vale. A unas personas les vendrá bien un estilo y a otras el contrario. Usar los diferentes estilos de liderazgo va a depender de varios factores:

  • Nivel de madurez competencial del colaborador.
  • Nivel de motivación y compromiso del colaborador.
  • Estado emocional.
  • Fase en la que se encuentra el equipo: formación, tormenta, normalización, alto desempeño, disolución.
  • Situación del departamento.
  • Situación de la organización: estable, crisis, nacimiento, crecimiento, cierre.

En función de estas variables, el líder deberá adaptarse a un estilo de liderazgo u otro para conseguir el mayor desempeño de su equipo de trabajo. Incluso, deberá usar diferentes estilos con un colaborador o con el equipo en función de lo que la realidad le imponga. Esto es lo que realmente hace difícil el trabajo de los líderes.

Mediante este post, quiero compartir algunos estilos de liderazgo. Solo expondré un breve resumen y en algunos de ellos, dejaré un link para ampliar la información de cada estilo de liderazgo si así lo deseas. Vamos a ello:

Descripción de los diferentes Estilos de liderazgo

Estilos de liderazgo: Liderazgo Situacional

Este estilo de liderazgo está basado en el uso alterno de un estilo u otro en función del grado de madurez del colaborador. Para medir este grado se tienen en cuenta dos variables: madurez psicológica y madurez laboral o competencial. De esta forma, se clasifica el grado de madurez en cuatro estadios que van evolucionando con el tiempo. Para cada estadio se aplica un estilo de liderazgo y otro.

Tienes toda la información sobre el estilo de liderazgo situacional en este enlace

Estilos de liderazgo: Democrático:

El líder influye sobre el comportamiento y la toma de decisiones del equipo permitiendo a los colaboradores participar de una forma activa en la toma de decisiones. Fomenta la participación conjunta, las diferentes opiniones y puntos de vista de los colaboradores y el intercambio de ideas y sugerencias en relación con las diferentes actividades laborales y objetivos del equipo.

Clic aquí para saber más sobre el estilo de liderazgo democrático (uso, ventajas y desventajas)

Estilos de liderazgo: Autocrático

Toda responsabilidad y todo el poder recae en el líder. La toma de decisiones se centra en su totalidad en él, siendo éste quien elige el qué (marca los objetivos), el cómo (diseña la estrategia), el cuándo (marca las fechas), el quién (elige el equipo) y con qué recursos se cuentan. Cualquier otro miembro del equipo no tiene capacidad para tomar ningún tipo de decisión. En ningún caso, el líder autocrático tiene que justificar su conducta ante el equipo.

Clic aquí para saber más sobre el estilo de liderazgo autocrático (uso, ventajas y desventajas)

Estilos de liderazgo: Laissez-faire

Laissez-faire proviene de esta expresión francesa “laissez faire, laissez passer” que significa “dejen hacer, dejen pasar”. Posiblemente es el estilo de liderazgo más liberal de todos ellos, donde el líder tiene un papel pasivo y se convierte en un simple gestor de tareas, encargado de distribuirlas a los diferentes miembros del equipo, recayendo toda la responsabilidad y libertad en manos de los mismos. Para ello, el directivo procura las directrices, marca la visión y misión y construye la cultura corporativa que sirva de enlace o vía de comunicación con los demás componentes del equipo.

Clic aquí para saber más sobre el estilo de Laissez-faire (uso, ventajas y desventajas)

Liderazgo Exponencial

Concepto desarrollado por la Singularity University sobre un estilo de liderazgo que pueda adaptarse a los nuevos entornos líquidos. El líder exponencial no solo debe crear estrategias para lograr el avance de sus organizaciones, sino también contribuir en la construcción de un futuro más inclusivo, equitativo, positivo y abundante en el que todos podamos prosperar y crecer, tanto profesional como personalmente. Este estilo de liderazgo se basa en cuatro competencias clave: Innovación, visión de futuro, Tecnólogo, humanista.

Clic aquí para saber más sobre el estilo de Liderazgo Exponencial

Estilos de liderazgo: Líder-coach

El líder se relaciona con sus colaboradores como un guía o un facilitador. En todo momento les muestra su apoyo sin lacrar su libertad. Es cercano, afable, y la vez exigente con el compromiso y la exigencia en el desempeño de las funciones propias de los puestos de trabajo.  La intención principal del directivo-coach es acompañar a sus colaboradores en su propio desarrollo competencial. Para ello, identifica las fortalezas y talentos de cada colaborador, mide su nivel de desarrollo, define planes de entrenamiento para aumentar el nivel de desempeño y analiza la mejor forma de ponerlos al servicio del puesto de trabajo. De la misma forma, identifica que competencias claves para el puesto no están desarrolladas en los niveles exigidos y acompaña, al colaborador, al diseño de un plan específico que ayude a desarrollar dichas competencias para lograr un eficiente desempeño del puesto.

Clic aquí para saber más sobre el estilo de líder-coach

Liderazgo Afiliativo

El estilo afiliativo puede ser complementario a cualquiera de los estilos antes definidos. Está centrado en las personas y las emociones por encima de las tareas y los objetivos. La intención es generar un vínculo emocional entre el líder y los colaboradores para que estos alcancen altos grados de compromiso, lealtad, empoderamiento y motivación. Se implementa ofreciendo feedbacks positivos y señalando las fortalezas y bondades de los integrantes del equipo reforzándolos con regularidad. Además, se debe fomentar, mediante herramientas de cohesión, conversaciones entre el líder y los colaboradores (y entre ellos mismos) para que se conozca a la persona más allá del perfil profesional. De esta manera, los lazos afectivos que se crean, generarán un ambiente de trabajo tremendamente positivo y armónico donde se fomenta la colaboración y el trabajo en equipo.

Clic aquí para saber más sobre el estilo afiliativo

El Liderazgo Timonel

El Liderazgo Timonel está basado en la imitación por parte de los colaboradores del alto desempeño del líder. El directivo se afana en conseguir las metas y objetivos de manera realmente eficiente esperando que los colaboradores, a través de la observación e imitación, hagan lo propio. El líder se encarga de alentar e impulsar a los colaboradores para que éstos alcancen altos niveles de desempeño.De la misma forma, también es encargado, como un timonel de un barco, de marcar los objetivos (generalmente desafiantes y retadores), plazos y formas de ejecución. Este estilo de liderazgo debe de ser usado con suma cautela y en circunstancias muy concretas.

Clic aquí para saber más sobre el estilo timonel


Me encantará que compartas a través de un comentario