En este post sobre el DISC y su aplicación en liderazgo estuvimos hablando de esta interesante metodología  y su aplicación a las habilidades directivas.  Allí vimos que hay diferentes estilos de liderazgo basados en DISC y como cada uno de ellos tiene sus fortalezas y debilidades. En este post hablaremos concretamente de los Líderes Directivos. Detallaremos sus características generales, sus fortalezas y sus debilidades.

Líderes Directivos

Los Líderes Directivos son perfiles decisivos y directos.  Por naturaleza no dudan en mostrar sus fortalezas para generar confianza en los demás. Suelen ser ambiciosos y competitivos, con una clara orientación al logro. Se abren camino hacia sus objetivos para hacer realidad su visión. Este tipo de perfil suelen ser personas muy confiadas en sí mismas y con un ritmo alto de actuación. Se consideran ralistas y prácticos y creen que ven la realidad tal y como es. Evalúa a las personas por sus fortalezas y debilidades de la misma forma que un entrenador de atletismo evalúa a sus atletas. Luchan tenazmente por defender sus puntos de vista.

Características generales

  • Objetivos: Resultados finales muy retadores. Ganar.
  • Valora a otros por: Capacidad por lograr resultados extraordinarios.
  • Influencia a otros por: Asertividad, comunicación directa, insistencia y competición.
  • Posibles miedos: Ser vencido, parecer débil.
  • Posibles acciones que le ayudarán a ser más eficaz: Paciencia, empatía, regulación emocional, comunicación no violenta. Elogiar las buenas conductas.

Posibles Fortalezas de los Líderes Directivos

  • Autoconfianza. Confían en sus propias capacidades y sus fortalezas para afrontar los objetivos sumamente exigentes que se marcan. Son capaces de tomar decisiones duras y poco populares cuando crean necesario hacerlo.
  • Ambiciosos. No dudan en ponerse objetivos muy retadores a los que acometen con determinación y coraje. Creen que todo objetivo se puede conseguir si se trabaja y lucha lo suficiente.
  • Rápidos en la toma de decisiones. No necesitan demasiado tiempo para tomar decisiones. Esto les convierte en lideres muy valiosos en entornos caóticos y cambiantes. Se sienten cómodos tomando decisiones sobre la marcha confiando mucho en su instinto.
  • Valientes. No les importa tomar decisiones difíciles y tomar riesgos si la situación así lo requiere. Ante las patatas calientes dan un paso al frente mientras que otros se retiran. Además son especialmente valiosos ante retos complicados en sus fases iniciales. No dudan verter enormes cantidades de energía para abrirse camino a través de los obstáculos, dudas y resistencias.
  • Impulsores. Inyectan energía a todo el equipo no solo al comienzo de los proyectos, también lo hacen cuando las cosas se ponen difíciles y cuesta arriba.
  • Alta tolerancia al conflicto. No les da miedo acometerlo y gestionarlo cuando sea necesario. Esto en ocasiones lo utilizan como ventaja a través del desgaste de otras personas que no pueden tolerar tanta lucha emocional.
  • Alta capacidad de trabajo. Responsables, asumen las tareas que tienen que realizar con agilidad y disciplina.
  • Desafiantes y exigentes. Establecen altas expectativas a ellos mismos y a los demás. Siempre están dispuestos a alcanzar la mejor versión de sus equipos y la suya propia.
  • Alta resiliencia y tolerancia al fracaso. No es fácil vencerlos. Cuando los resultados no son los esperados, aprenden y enseguida están de nuevo en la acción. No se amedrantan ante el fracaso.

Posibles debilidades de los líderes Directivos

  • Autocrítica. En ocasiones les cuesta reconocer sus propios errores.
  • Poco pacientes con ideas que son contrarias a las suyas.
  • Arrogancia. Por su fuerte convicción en sus ideas y la defensa que hacen de ellas pueden parecer arrogantes.
  • Baja empatía. Su realismo subjetivo pueden que les lleve a señalar defectos e inconsistencias en las ideas de otras personas de su equipo.
  • Comunicación muy directa. Puede que en ocasiones cuando dan feedback no consideran el impacto de su comunicación en las otras personas.
  • Baja regulación emocional. Ante situaciones de estrés se pueden volver agresivos y poco tolerantes.
  • Individualistas. Pueden pecar de individualistas cuando sientes que otras personas del equipo no están a nivel de las circunstancias.
  • Pueden tener problemas a la hora de delegar, sobre todo cuando intuyen que sus colaboradores no están a la altura de las circunstancias.

Si quieres conocer más sobre esta metodología o quieres saber que tipo de líder eres puedes hacer clic en este enlace.

Accede al Webinar DISC Gratuito

Webinar DISC