Hablar de Diego Pablo Simeone es hablar de los éxitos más recientes del Atlético de Madrid. Sin lugar a dudas, él ha supuesto el antes y el después de un club que estaba condenado a solo sufrir para convertirse en uno de los clubs referentes en Europa ¿Qué secretos se esconden detrás de tantos éxitos? ¿Qué parte de esos éxitos se deben al liderazgo de Simeone? Mediante este post quiero analizar el estilo de liderazgo de Simeone a través de algunas de sus frases. Vamos a ello.

Estilo de liderazgo de Simeone

Simeone, sus frases más emblemáticas

Partido a partido.

Posiblemente es la frase que más ha marcado el cholismo. No solo es una frase hecha, es una filosofía de trabajo con la que conecta a su equipo con el esfuerzo del día a día.  Te conecta con el presente, y te aleja del futuro. Concentra todas las energías y pensamientos en la tarea de cada jornada, dejando de un lado cualquier pensamiento que se enfoque en éxitos futuros. Simeone sabe perfectamente que a base de un esfuerzo sostenido entrenamiento a entrenamiento esos éxitos llegarán, de la misma forma, sabe que si sus jugadores están pendiente del futuro, la probabilidad de afrontar los partidos con estrés y ansiedad es mucho mayor. Esto sin duda, provocará una merma en la capacidad creativa y en el desempeño de su equipo.

Prefiero jugar bien que jugar lindo.

Simeone sabe que lo mejor es enemigo de lo bueno. Él es un líder totalmente práctico y eficiente, totalmente orientado al resultado. Aprovecha al máximo el talento de sus jugadores conectándoles con el esfuerzo del día a día.

Es fundamental la pertenencia, sentirse involucrado, que se entreguen a pleno por el proyecto.

Simeone conoce perfectamente lo que significa el sentimiento de pertenencia. Hace que todos sus jugadores estén involucrados en el objetivo común. Para él, todos los componentes de su plantilla son necesarios y les hace ver la importancia que tienen sus contribuciones individuales a las metas generales del equipo.

El esfuerzo es la magia que transforma los éxitos en realidad.

Simeone no es tonto, sabe que el talento es importante, pero más importante todavía, es el esfuerzo del día a día. Sin él, el talento no vale para nada. En cada partido lleva a su equipo hasta el límite de su potencial.

Hay veces que una derrota dolorosa es lo mejor que nos puede pasar.

El fracaso lo percibe como un proceso de aprendizaje y así se lo hace saber a los jugadores. Percibe las derrotas como un proceso de aprendizaje que puede ayudar a su equipo y sus jugadores a jugar con más inteligencia el siguiente partido. En ocasiones, perder un partido más o menos importante, provoca un efecto de toma de consciencia que vuelve a conectar a sus jugadores con su realidad, sin esfuerzo no hay resultados.

Si se cree y se trabaja, se puede.

Libre de creencias limitantes es un impulsor nato. Hace ver a sus jugadores que si todos trabajan duro los éxitos llegarán, que no importa desde donde partas siempre que avances a través de tu esfuerzo, día a día. Para él, todo jugador de su plantilla es válido siempre que entrene duro jornada tras jornada.

Disfruto ganando un título. Pero lo que ya se hizo se quedó atrás. El fútbol siempre es el mañana

Un entrenador humilde que no deja que su ego crezca con sus éxitos. Simeone sabe que nada te van a ayudar los títulos y éxitos del pasado si al día siguiente sus jugadores no entrenan y se esfuerzan como la primera vez. Los títulos no ganan partidos, la historia tampoco, el trabajo duro sí.

Somos el equipo del pueblo.

Un entrenador humilde totalmente congruente. Sus ruedas de prensa están libres de egocentrismos y banalidades. Desde esta sencillez y desde su ejemplo, intenta que sus jugadores hagan lo propio y se enfoquen en el trabajo diario.

No sólo el jugador debe entender al técnico.

El técnico también debe entender al jugador. Es un líder empático que escucha a sus jugadores, solo así puede detectar el talento de cada uno de ellos y ponerlo al servicio de la misión común. Si pierdes la perspectiva de tu equipo, te estás perdiendo gran parte de la realidad. Un equipo es la suma de las inteligencias de cada uno de sus miembros.

Como en las grandes batallas, a veces no gana el mejor, sino el que está más convencido.

Sabe el poder negativo que tienen los pensamientos limitantes en el rendimiento de los equipos, por ello, trabaja con determinación esta parte con sus jugadores. Un jugador que no cree en sus posibilidades es un jugador mermado en el terreno de juego que sin duda, lastrará el desempeño de sus compañeros.

Creo en el orden antes que nada y por encima de todo.

El orden es una manera de vivir en la cancha. Simeone sabe que sin plantificación y estrategia el talento sirve de bien poco. Por ello, prepara todos los partidos con esmero, no dejando al azar ningún tipo de detalle. Su vida es el fútbol y en más de una entrevista ha declarado que es algo obsesivo … casi rozando la patología.

Si veo barro, me tiro de cabeza. Me gustan los desafíos en el mundo del fútbol.

Tanto como entrenador como jugador, Simeone es una persona tremendamente ambiciosa orientada a llegar a lo más alto posible. Marca grandes retos a sus jugadores y después los conecta al día a día, al partido a partido. En otras de sus frases declaraba que no tolera el conformismo que la pasividad está alejada de él.

De jugador no cambiaba la camiseta del Atleti, me tenían que dar dos, la mía valía más.

Cholismo en su más pura esencia. De nuevo, conecta con un profundo sentimiento de pertenencia, de profesionalidad y de lealtad hacia el club que paga su nómina.

Conclusiones del estilo de liderazgo de Simeone

Un líder de carácter fuerte, dinámico, directo, pragmático y totalmente orientado al resultado. Enfocado al esfuerzo del día a día como secreto del éxito. Simeone es un líder inspirador y humilde que lidera desde el ejemplo. Un líder transformador que trabaja día a día por cambiar las creencias de sus jugadores para que ellos se puedan enfocar en llegar a lo más alto a base de esfuerzo, determinación, humildad y mucho, mucho trabajo duro. Un líder que siente la misma admiración por sus jugadores que sus jugadores por él. Un líder práctico que conecta a sus jugadores con los objetivos día a día. Simeone sabe que los sueños son inspiradores, pero las metas diarias y un esfuerzo sostenido es lo que realmente marca la diferencia entre unos equipos u otros.

Por todo ello y desde un punto de vista conductual, podemos decir que Simeone tiene un estilo de liderazgo pionero. Si quieres conocer otros estilos de liderazgo o conocer el tuyo propio, puedes disfrutar de esta masterclass totalmente gratuita. Además, lleva incluido un informe DISC de autopercepción donde podrás conocer tu estilo de liderazgo natural, haz clic aquí para saber más.

Espero que el post te haya ayudado a conocer un poco más a Simeone a través de su estilo de liderazgo, seguro que tú tienes alguna aportación interesante que enriquezca el post. Estaré encantado de que la compartas a través de un comentario.

Accede al masterclas liderazgo Gratuito

webinar liderazgo