La figura de J.F Kennedy todavía es llorada por muchos Norteamericanos. Kennedy es considerado el segundo mejor presidente de los Estados Unidos solo por detrás de George Washington. Su carisma, su capacidad de influencia, su personalidad y su liderazgo es todavía tema de estudio en infinidad de libros y escuelas de negocio. En este post intentaré desgranar el tipo de liderazgo de J.F. Kennedy a través de sus actos y frases.

Tipo de liderazgo de J.F. Kennedy

Marcada tendencia a la orientación al logro

“Elegimos ir a la Luna en esta década no porque sea fácil, sino porque es difícil…”

J.F. Kennedy era un líder orientado totalmente a los resultados. Tenía una alta ambición por lo que no dudaba en acometer metas y objetivos tremendamente retadores. Una vez marcado el objetivo, ponía todo su foco y empeño en su consecución, de no ser así ¿Cómo hubieran sido los Norteamericanos los primeros en pisar La Luna?

Líder Innovador

“El cambio es ley de vida. Cualquiera que mire solamente al pasado o al presente, se perderá el futuro”

Todo su mandato estuvo marcado por el objetivo de ser la primera potencia tecnológica a nivel mundial. Esta ambiciosa meta tuvo como consecuencia el despliegue y desarrollo de una potente industria basada en la innovación y la tecnología que todavía hoy lidera muchos sectores.

Orientado al desarrollo de las personas

“No todos tenemos el mismo talento, pero sí las mismas oportunidades para desarrollar nuestros talentos”

Era una persona con una alta autoestima. Confiaba en sus fortalezas y desarrollaba sus planes de acción tomando éstas como base. Creía en las personas y en su desarrollo tanto personal como profesional. Acompañaba a sus equipos a retarse y desarrollarse continuamente para ser cada día mejor. Esta forma de ver la vida influyó significativamente en una generación muy específica de estadunidenses.

Trabajo en equipo

“Un hombre inteligente es aquel que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él”

Era un excepcional gestor del talento. Analizaba concienzudamente a las personas con las que se rodeaba. Atraía y seleccionaba los que el creía mejores para cada puesto. Se relacionaba con humildad con cada uno de ellos, sabiendo que cada integrante tenía un valor único que aportar y que la suma de todos sería la clave del éxito colectivo. Ayudaba y contribuía a que todo su equipo siguiera creciendo para destapar todo su potencial. Aunque sabía que la decisión última era totalmente su responsabilidad, no dudaba en escuchar todas las partes y consensuar soluciones para encontrar la mejor solución para cada problema.  Más allá de su Ego …. estaba su misión y el amor a su patria.

Comunicación

Tenía una gran capacidad de comunicación e influencia. Posiblemente era su mayor fortaleza: su don de palabra y su carisma. Para muchos, los momentos decisivos que aupó a J.F.K a la Casa Blanca fueron los cuatro debates electorales que mantuvo con Nixon. En todos ellos hizo gala de sus capacidades como orador.

Humildad y cercanía.

Era otra de sus grandes virtudes y que contribuyó de manera crítica en su victoria presidencial. Lograba alcanzar un alto grado de empatía con las personas que se rodeaba gracias a su sencillez ante los medios de comunicación y su trato humilde y directo con aquellos que interactuaba. Hoy, muchos pensamos que la humildad es uno de los rasgos que más influyen en la capacidad de liderazgo

Sentimiento de Pertenencia

Si algo caracterizó el liderazgo de J.F. Kenendy fue su capacidad de hacer partícipes a todos de una visión compartida. Hizo que sus ambiciones personales fueran las ambiciones de todos los estadunidenses. No había un hijo de América que no se sintiera orgulloso de su nación.

Hoy es un gran reto para las organizaciones crear una misión compartida que genere un fuerte sentimiento de pertenencia. Diseñar una verdadera cultura corporativa es un factor crítico para mejorar la fidelización del talento y tener alto desempeño de todos sus integrantes.

Conclusión: Tipo de liderazgo de J.F. Kennedy

J.F Kennedy tenía la capacidad de generar entusiasmo. Consiguió grandes avances estratégicos en la consecución de los objetivos organizativos ante una situación óptima, mientras que ante situaciones más críticas administró soluciones consistentes, tendiendo a detenerse mucho tiempo en una planificación de alta calidad. No dudaba en compartir decisiones y éxitos con los integrantes del equipo, haciéndoles partícipes de sus decisiones. Después de este análisis creo que el tipo de liderazgo de J.F. Kennedy era: liderazgo democrático (clic aquí para saber más sobre este estilo de liderazgo) combinado con un liderazgo carismático. ¿Qué crees tú? Seguro que puedes enriquecer un poco más este post con tus comentarios


Me encantará que compartas a través de un comentario