Los líderes más exitosos invierten la mayor parte de su tiempo pensando en la estrategia, la tecnología y los procesos. Esas tareas son verdaderamente importantes, por supuesto, de la misma forma, no se debe olvidar que a veces, son los gestos más pequeños los que tienen el mayor impacto en el clima del equipo y en la productividad. Con este post quiero compartir algunos pequeños detalles con los que puede tener una gran diferencia:

Gestos con los que obtendrá grandes resultados

  • Sea agradecido. Las personas esperan reconocimiento cuando hacen un esfuerzo adicional y actúan más allá de su responsabilidad, pero a veces, como líderes, nos olvidamos de estar agradecidos por los esfuerzos diarios que realizan los colaboradores. Los grandes líderes no dan nada por sentado; muestran aprecio por las contribuciones diarias de su equipo, así como por sus esfuerzos extraordinarios.
  • Acompañe la innovación. Si a un miembro del equipo se le ocurre una gran idea, respóndala y ayúdele a encontrar a las personas de la compañía con las habilidades adecuadas para que transformar la idea en una ventaja competitiva. Guíe a su equipo y ayúdelo cuando lo necesiten, de la misma forma, permítales liderar su propia iniciativa. Aprenderán planificación, delegación y administración, y usted tendrá colaboradores más valiosos.
  • Sea atento. Cuando las personas le hablan, no responda de inmediato. En su lugar, practique la escucha y sea reflexivo. Enfóquese en ser un oyente paciente y atento. Ocúpese de escuchar sus problemas y fíjese en las emociones asociados a ellos.
  • Sea respetuoso. Los líderes, por definición, son aquellos a quienes otros siguen, y el comportamiento de liderazgo hace que otros actúen. Por lo tanto, es importante recordar que si respeta a los demás, ellos lo respetarán a usted. Si su gente lo respeta, irán más allá de usted. Pero si no los respeta y ellos no te respetan a usted, tendrá problemas para desarrollarse como líder.
  • Invierta en el desarrollo de sus colaboradores. Como líder, es importante que invierta su tiempo y energía en el crecimiento y desarrollo de quienes trabajan para usted. Demuéstreles que está interesado en su futuro y, a cambio, obtendrá personas trabajadoras que son leales y decididas. Recuerde, no construye un negocio, desarrolla personas que se encargan de construir el negocio.
  • Sea flexible. Si lo piensa bien, no quiere personas que no tienen vida fuera del trabajo. Las personas que tienen un equilibrio saludable y ecológico entre su vida profesional y personal, son por lo general personas más productivas en sus lugares de trabajo. La próxima vez que alguien le solicite irse temprano para una cita o para trabajar de forma remota durante un día, como líder debe de crear procesos que den cobertura a estas necesidades. Demuéstrele a sus colaboradores que confía en ellos y respete el hecho de que tienen vidas fuera del trabajo. Seguro que la moral y la motivación se mantendrá alta.
  • Sea accesible. Los líderes son personas ocupadas. Pero si deja claro que está dispuesto a aprovechar el tiempo y estar disponible, se convierte realmente en parte de su equipo. Alentar a las personas a que acudan a usted con problemas o sugerencias, no solo los ayudará a sentirse más cómodos, sino que también le ayudará a ganarse su confianza, una fórmula ganadora para un liderazgo exitoso.
  • Sea cariñoso. Ser un buen líder significa preocuparse por las personas que está liderando. Eso no solo significa solo recordar su cumpleaños o su aniversario de trabajo. Además, asegúrese de saber qué es importante para quienes trabajan para usted, lo que está sucediendo en sus vidas y haga una práctica diaria de conectarse con algunos de ellos. Cuidar de tu gente le diferencia como líder. Practique el llamado liderazgo afiliativo.

En el liderazgo, estos pequeños gestos pueden tener un gran retorno y un gran impacto tanto en el clima como en la productividad. ¿Qué pequeños gestos está haciendo hoy?