Si quieres que la gente ame trabajar para ti, es importante que mantengas a tu equipo contento. Muchos estudios e informes sobre el bienestar en el trabajo relacionan altos niveles felicidad de los colaboradores con altos niveles de productividad.

Las personas que son felices en su trabajo son más creativas, innovadoras y productivas, y con total seguridad, es probable que sean más leales y comprometidas. Esto sin duda contribuirá a retener el talento de tu compañía.

Es la definición misma de ganar-ganar. Y la mejor manera de lograrlo es crear un entorno y una cultura que fomente el bienestar de los colaboradores. En este post quiero compartir algunas pautas fáciles de seguir que seguro aumentará la felicidad de los miembros de tu equipo:

10 pautas para mejorar el bienestar del equipo de trabajo

  • Haz que las personas se sientan importantes. Cuando creas un entorno en el que las personas se sienten importantes, se convierte en un lugar donde quieren pasar más tiempo. Cuando las personas saben que son importantes y creen que están contribuyendo con su trabajo, quieren quedarse y son fieles al líder que las hace sentir valiosas dentro de la compañía.
  • Escucha a tus colaboradores. Suena bastante simple, pero es algo que muchos líderes no se molestan en hacer. La gente quiere saber que alguien les está escuchando. Ser escuchado significa que cuando se detectan problemas, estos son atendidos y se toman medidas para solucionarlos.
  • Elogia a menudo. Todos quieren ser apreciados y reconocidos por sus esfuerzos, pero cuando las cosas se ponen frenéticas, como a menudo ocurre, los líderes a menudo olvidan el poder de palabras simples como “gracias”, “te aprecio” y “valoro el trabajo que haces”, etc… Estas frases simples pueden cambiar la percepción de cómo se siente la gente con respecto a su liderazgo.
  • Da sentido a su trabajo. Todos quieren que su trabajo tenga un propósito. Para que las personas se sientan bien con el trabajo que están produciendo, necesitan creer que es parte de algo significativo. Permite que las personas vean el funcionamiento interno de la organización desde todos los ángulos y perspectivas. Cuando lo haces, se sienten más conectados y más comprometidos con su misión. El éxito por sí solo no genera felicidad, es al revés.
  • Diseña planes de conciliación. Es importante que su equipo entienda que los valoras como personas. Una forma poderosa de hacer que eso suceda es equilibrar la vida personal y la profesional de tu gente. Haz que ellos vean que es una prioridad para ti. Contempla la posibilidad de teletrabajar algunos días, bríndales descuentos en el cuidado de niños o ancianos y busca otros incentivos que mejoren la calidad de vida en general de las personas que trabajan para ti.
  • Aliente el bienestar. Alentar a las personas en el bienestar y la salud apoyando pasos positivos en áreas como el ejercicio, la dieta y la meditación creará mucha felicidad. Las personas a menudo trabajan demasiado duro y durante demasiadas horas. Como resultado, no se sienten bien y pueden sentirse infelices.
  • Sé accesible y  mantente disponible. Si tu puerta siempre está cerrada y tu tono dice “no molestar”, las personas se sentirán desconectadas de la persona cuyos pensamientos, opiniones y orientación más necesitan … a su líder. Muéstrate accesible y disponible. Hazlo saber mediante un mensaje claro para que tu gente sepa que puede contar contigo y que estarás allí para ellos.
  • Sé cercano. Ten conversaciones con ellos sobre su vida fuera del trabajo. Preocúpate de conocer aspectos de su vida familiar o de sus hobbies, sus propósitos o sus valores personales. Esto te ayudará a establecer un vínculo emocional con todos ellos que sin duda aumentará su nivel de fidelización y compromiso.
  • Ayúdales a crecer y desarrollarse. No hay una mejor manera de demostrar que te preocupas por tu gente que invertir en ellos como individuos fomentando su crecimiento personal y profesional. Tu apoyo y aliento demuestran que crees en ellos, reconoces su potencial y deseas que tengan éxito como individuos.
  • Dales libertad para tomar decisiones. Esto sin duda aumentará su motivación y nivel de responsabilidad. No te olvides antes de calibrar si los colaboradores están preparados a nivel competencial para tomar ese tipo de decisiones. Ve de menos a más, empieza delegando decisiones que no tenga un impacto demasiado crítico en la organización. Esto irá aumentando su autoestima y capacidad de resolución.

Espero que estas pautas te hayan hecho reflexionar sobre algunos aspectos que a lo mejor no has tenido en cuenta para mejorar tu liderazgo y aumentar el bienestar de tu equipo. Seguro que puedes aportar alguna pauta más. Espero tus comentarios para incluirlos.

En resumen:  Quieres que la gente ame trabajar para ti, muéstrales el amor que merecen y hazlos felices.